Instalación y configuración de LXC en Debian Stretch

Breve introducción a LXC

LXC es una interface de espacio de usuario para el soporte de contenedores sobre el kernel de Linux. Permite crear y administrar contenedores de sistemas o aplicaciones a través de herramientas sencillas y una potente API.

Los contenedores LXC frecuentemente son considerados como algo entre chroot y una máquina virtual. El objetivo fundamental de LXC es crear un entorno lo más cercano posible a una instalación estándar de Linux, pero sin la necesidad de un kernel independiente.

LXC actualmente se compone de varios componentes individuales: la biblioteca liblxc, varios bindings de lenguajes de programación para la API, tales como: Python 2 y 3, Lua, Go, Ruby y Haskell, un conjunto de heramientas estándar para controlar los contenedores, además de plantillas de contenedores de distribución.

LXC 2.0 y 3.0 son versiones LTS (soporte extendido), la primera tendrá soporte hasta junio de 2021 y la última hasta junio de 2023. La versión 2.0 está disponible en Debian Stretch y la 3.0 en Debian Buster.

Instalación de paquetes necesarios

El paquete lxc instala bridge-utils y dnsmasq-base, necesarios para el correcto funcionamiento de la herramienta lxc-net, que permite configurar un bridge simple para los contenedores. Sin embargo, podemos prescindir de esta herramienta como se verá más adelante. Esta guía utiliza el modelo de red en el que se usa un bridge compartido entre el host y los guests.

Configuración de la red

Los paquetes de Debian no incluyen ninguna configuración de red por defecto para los contenedores. El archivo /etc/lxc/default.conf contiene solamente el valor lxc.network.type = empty.

A un contenedor típico se le puede asignar su propia interface de red física (phys) o puede tener un dispositivo virtual (veth) el que puede ser puesto directamente en un dispositivo de red con bridge compartido con el host. También puede ser colocado en un dispositivo de red con bridge al que se le asigna una red interna y se enmascara para acceder hacia redes externas.

En este caso se hará uso de veth con host-shared bridge. Editar el archivo /etc/network/interfaces como sigue:

En la configuración anterior se hace uso de una dirección de red estática, de existir un servidor DHCP se debe configurar como sigue:

Reiniciar el host

La sección network en la configuración del contenedor, almacenada en el host en /var/lib/lxc/nombre-del-contenedor/config luciría como sigue:

Es posible también utilizar una plantilla para los nuevos contenedores. Editar el archivo /etc/lxc/default.conf como sigue:

Administración de contenedores

Crear contenedores

Los contenedores se descargan utilizando debootstrap, posteriormente un sistema Debian mínimo se instala en /var/lib/lxc/rootfs listo para ejecutarse y ser usado.

Si se accede a Internet a través de un proxy, es posible especificarlo en variables de entorno para descargar los archivos del contenedor.

Si se tiene un mirror del repositorio de paquetes de Debian también es posible pasar los parámetros --mirror=MIRROR y --security-mirror=MIRROR quedando así:

Iniciar y detener contenedores

Iniciar un contenedor en segundo plano

Ejecutar una consola en el contenedor

Detener un contenedor enviando un apagado limpio

Detener un contenedor terminando todos los procesos activos

Para iniciar automáticamente durante el arranque del host, editar la configuración del contenedor añadiendo lxc.start.auto = 1.

Listar contenedores

Cambiar contraseña de root

Conclusiones

El objetivo de esta sencilla guía es tener un entorno LXC funcional sobre Debian Stretch. Como recomendación consultar el manual de cada una de las herramientas proporcionadas por LXC.

Referencias

(Visited 35 times, 1 visits today)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*